Redes virtuales y datos en nube, el futuro de las telecomunicaciones

Estas herramientas resuelven las necesidades tanto de los operadores como de los usuarios finales.

Conforme estimaciones de los Laboratorios Bell de Alcatel-Lucent, en el dos mil veinte se requerirá que las conexiones a Internet sean cien veces de mayor capacidad a las presentes, esto debido a que cada individuo usará hasta diez dispositivos conectados a la red de banda ancha.

Este estimativo está poco a poco más cerca a nuestra realidad debido a la creciente demanda y adquisición de dispositivos con acceso a Internet: móviles, tabletas, desktops y notebooks, tal como accesorios inteligentes como pulseras, relojes, TV smart, electrodomésticos y coches.

Para aguantar las aplicaciones y los contenidos a los que van a tener acceso los usuarios, el término de las redes virtuales y los servicios en nube han comenzado a cumplir un papel esencial resolviendo las necesidades tanto de los operadores como de los usuarios finales.

Alcatel-Lucent, por medio de productos virtualizados como Evolved Packet Core (vEPC) para LTE, virtual IP Multimedia Subsystem (vIMS) y virtual radio Access network (vRAN), es entre los primordiales líderes en la creación de este nuevo ecosistema de soluciones virtualizadas para operadores.

Se trata de productos que están basados en sistemas y estándares completamente abiertos para la creación de redes definidas por software (SDN) y virtualización de funciones de red (NFV), reafirmando la situación de Alcatel-Lucent como entre los primordiales aliados de negocio y distribuidores de tecnología de los operadores en el mundo entero.

La virtualización no se trata de una nueva apuesta sino más bien de un cambio en de qué manera se edifican las redes desde el punto de vista tecnológico. Los nuevos conceptos de NFV y SDN tienen como objeto principal transformar a las redes y data center en los puntos neurales de las nuevas redes facilitando su administración, operación y consumo.

Con esta transformación, los operadores están migrando de redes estáticas, con hardware dedicado y diseñadas para acontecimientos picos a los largo del año, a redes flexibles, autoconfigurables y que demandan recursos en exactamente la misma red o bien cara redes de terceros distribuidores (término de bursting) automáticamente.

“El mercado evoluciona a pasos muy acelerados, en verdad los más grandes operadores a nivel global ya tienen pruebas de término o bien operaciones usando estas tecnologías. Este proceso lleva una curva de empleo muy acelerada la que está impulsada por las ventajas tangibles, mas particularmente el impulso primordial es la insostenibilidad del modelo operativo actual”, explica precisa Erick Barahona, Especialista en Soluciones de Cloud de Alcatel-Lucent América Latina.

Conforme el representante de Alcatel-Lucent, bajo el modelo tradicional ejecutado por los operadores la inversión para brindar recursos de capacidad (cómputo + almacenaje) en las plataformas y la manera de configurar la red son estáticas, sobredimensionadas y no dejan espacio de reutilización de los recursos de forma activa.