Una buena imagen en internet supone, de media, un incremento en las ventas del 37%’

La Capacitad de Ciencias Sociales de la Universidad Europea y Wolters Kluwer Capacitación han festejado la jornada ‘Reputación online: instrumentos de defensa y presencia en internet de las instituciones de la Unión Europea’ en la sede de la Comisión Europea / Parlamento Europeo. La jornada consistió en una mesa redonda en la que se examinaron los beneficios y también inconvenientes del empleo de las Redes Sociales.

El letrado A. Touriño, empezó su intervención con una explicación sobre las diferencias que existen entre identidad y reputación digital: ‘identidad digital es de qué forma me presento a el resto, reputación es lo que perciben de mí’. En este sentido, ahondó en la repercusión que el ambiente digital ejercita en el mercado, en el que ‘una buena imagen en la red supone, de media, un acreciento en las ventas del treinta y siete por ciento mediante nuevos clientes del servicio. Los comentarios negativos en el planeta on line puede producir un incremento de la pérdida del once por ciento ’.

E. Prádanos, Content Manager de Havas Sport & Entertaiment (Havas Media), resaltó en la idea de que ‘para edificar una reputación on-line precisamos una vida y destruírla es cuestión de un minuto; frente a las crisis lo mejor es prevenir y tener todo protocolarizado’. Coincidió con él M. Tripero, que a lo largo del cierre de la sesión deseó resaltar que ‘nos hallamos en un escenario de ocasiones y amenazas. Hace falta un cambio cultural desde determinado punto de vista personal y profesional’.

A lo largo del discute, M. E. de la Rosa, maestra estudiosa de la Universidad Europea, hizo un breve repaso de la historia de la Comisión Europea en el ambiente digital y de qué manera ha evolucionado su actividad en redes sociales en estos últimos años. ‘Comenzamos en el dos mil ocho y poquito a poco fuimos aprendiendo. La casa digital de Europa es un fenómeno que medra y medra poco a poco más. Lo esencial es la vocación de charla con el ciudadano en cualquier plataforma social’, aseveró. Por si fuera poco, deseó resaltar los desenlaces de una investigación efectuado por la Comisión Europea que concluye que ‘un setenta por ciento de los ciudadanos europeos está preocupado por la protección de sus datos en internet”.

Por su lado, A. Alcolea apuntó que ‘nos hallamos en un planeta muy conectado, absolutamente nadie puede abandonar al beneficio de estas tecnologías que favorecen un escenario de ocasiones para el desarrollo económico’. Pese a ello, ‘todos hemos entrado en el planeta digital y la regulación, como siempre y en todo momento, va por detrás’. Como apuntó, este escenario nos fuerza a mudar, ‘a adoptar nuevos modelos de regulación. Cambios que se contemplan en las nuevas directivas recogidas en el programa dos mil veinte de la UE que favorecen a la ciberseguridad en Europa’.