Cómo deducir el riesgo de un proyecto empresarial antes de lanzarse.

Interesante artículo de MarketingGuerrilla.es recomendado por “el Weblog para Emprendedores“.

Muchos emprendedores que se lanzan para montar un proyecto desde cero igual no son conscientes que existen diferentes géneros de peligros conforme la idea de negocio que desees efectuar.

Existen muchos posibles géneros de proyectos mas los dos que te presento representan los lados extremos.

Proyecto con potencial de desarrollo orgánico
No es muy probable que termines con uno de estos en la lista de los hombres más ricos del planeta mas pueden ser muy rentables cualquier día. Todas y cada una mis ideas de negocio pasan por un filtro básico. En este género de proyectos se caracteriza de la forma siguiente:

Grado de dependencia de terceros: típicamente bajo o bien de nivel medio. Este género de proyecto tiene como propósito no depender de muchos favores o bien ayuda externa para poder montarlo. En cuantos más pasos podamos entregar mismos mejor.

Nivel de conocimiento del mercado: habría de ser mínimo o bien medio y mejor alto. Está relacionado directamente con el primer punto. El éxito de un producto depende mucho de conocimiento del campo. Sin experiencia es complicado desarrollar una oferta que encaje perfectamente para el público objetivo.

Volumen de inversión necesaria: este género de proyecto no requiere una inversión superior de 1.000 euros para efectuarse. Esta cantidad es el máximo para poder charlar de una inversión mínima pues ya para muchos esta cantidad ya no es asequible.

Proyecto con desarrollo tecnológico y gran potencial de mercado
Hay una relación directa entre peligro y potenciales ingresos. Cuando más elevado el primero, más alto el segundo. Es de los pies en el suelo y no requiere verdaderamente mucha explicación. Los proyectos que más potencial tienen no acostumbran a ser los más fáciles a efectuar.

Grado de dependencia de terceros: el grado de dependencia acostumbra a ser medio o bien alto. En el campo de la biotecnología se requieren muchas aprobaciones. Si bien el desarrollo salga bien, la compañía puede fallar por no percibir las licencias por sus productos.

Nivel de conocimiento del mercado: en un caso así el mínimo es “alto”. No te puedes meter en un tema muy complejo sin conocer realmente bien en campo en el que te mueves. Todavía de este modo, un conocimiento altísimo del mercado no te garantiza nada.

Volumen de inversión necesaria: típicamente estos proyectos requieren desarrollos tecnológicos esenciales. De qué manera poco se fundamentan en otros ya existentes mas precisan inversión para adquirir equipos, tramas, patentes, etcétera

Fórmula para calcular el peligro o bien la probabilidad de descalabro de un proyecto
Me agradaría decirte que la elabora que te voy a presentar es precisa. Obviamente no lo es. Lo único que te aporta es darle un número a algo que igual ya intuyes. A veces puede ser bueno tener una orientación para tener una idea más precisa del peligro que corremos. Me baso en las siguiente hipótesis para hacer un cálculo aproximado de la probabilidad de descalabro de un proyecto.
1. Criterios para hacer el cálculo: van a ser los tres citados anteriormente. Dependencia de terceros, conocimiento del mercado y también inversión precisa.
dos. No existen proyectos sin riesgo: aun si todos y cada uno de los indicadores muestran la bandera verde proseguimos teniendo probabilidades altas de fallar. Es la cruda realidad a la que te debes encarar como emprendedor.
tres. Cuantificar el peligro con los criterios: la clasificación más negativa recibe un multiplicador de 0,2. Un criterio que estimo de nivel medio o bien neutral se le aplica un 0,5. En el caso ideal la cantidad sería 0,7.
¿De qué forma podemos ahora calcular el nivel de peligro de un proyecto? No nos complicamos demasiado la vida. Esta es mi propuesta empleando una elabora muy sencilla: multiplicamos los tres factores y quitamos el desenlace de 1. Para tener un porcentaje lo multiplicamos otra vez por cien.
Probabilidad de descalabro [ por ciento ] = (1 – Dependencia de terceros x Conocimiento del Mercado x Inversión precisa) x cien

Para comprenderlo un tanto mejor, te hago un cálculo para mi proyecto 1dolar.org que estoy lanzando en Quondos.
Grado de dependencia de terceros: altísimo. Dependo de veinte conocidos que me firmen un dólar con su cara. Le atribuyo un 0,2.
Nivel de conocimiento del mercado: bajísimo por mi parte. Es un campo plenamente nuevo en el que parto desde cero. Le doy otra vez un 0,2.
Volumen de inversión necesaria: bajo. En un caso así soy espléndido y le aplico un 0,8 lo que refleja el caso ideal.
Hagamos con esto el cálculo final. Probabilidad de descalabro de 1dolar.org:
Pf (1dolar.org) = (1 – 0,2 x 0,2 x 0,8) x cien = noventa y seis,8 por ciento
El punto de inicio de este proyecto ha sido una probabilidad de descalabro del noventa y siete por ciento . Si hubiese hecho este cálculo desde el comienzo igual no me hubiese planteado hacerlo. La buena nueva es que pese a tener un dato inicial bastante malo, las probabilidades de éxito pueden progresar. Tras el fichaje de Risto Mejide el grado de dependencia prosigue elevado mas ya se puede alterar de 0,2 a 0,5 con lo que en estos instante la cantidad va mejorando.
Pf (1dolar.org) = (1 – 0,5 x 0,2 x 0,8) x cien = noventa y dos por ciento
Mi hipótesis es que aun con condiciones ideales la probabilidad de descalabro no es considerablemente más elevada que la de éxito.
Pf (ideal) = (1 – 0,8 x 0,8 x 0,8) x cien = cuarenta y ocho,8 por ciento
¿Qué he querido enseñar con todo esto? Si bien tu porcentaje de éxito sea pequeñísimo no te debes desmotivar por esta razón. Seguramente esta pequeña fórmula explica de forma “matemática” si bien no científica que para lograr el éxito debes haber fracasado una o bien múltiples veces anteriormente. Conforme este cálculo la suma de todos y cada uno de los proyectos que vas a hacer durante tu vida dan tu probabilidad de éxito. Si no te rindes vas a llegar. Eso es al menos lo que afirman mis estadísticas.

Compartir con tus amigos